Compartir

Me encontraba fuera de casa, ya pasaban de las 7 de la mañana cuando mi esposo me mandó por WhatsApp una imagen donde se leía “muere Chris Cornell, líder de Soundgarden y Audioslave”.
audioslaveband

Inevitablemente sentí una gran tristeza acompañada de recuerdos que comenzaron a llegar como en cascada: primero aquellos años de mi secundaria donde la canción “Like a Stone” se volvió un éxito que sonaba por todos lados, seguramente muchas personas alrededor de mi edad lo conocieron así, pero después recordé aquellas platicas con mi galán en donde Chris fue el tema, mi esposo me contaba cómo fue que él inició con Soundgarden y como era contemporáneo de Nirvana por ejemplo, además de que tenía una carrera tan prolífica que había participado en diferentes proyectos al lado de grandes personalidades del rock como Tom Morello, llegaron también los viajes en carretera que hemos hecho juntos donde la inconfundible voz de Chris nos acompañaba en el camino.
105740

Ya sea que estuviera frente al feroz Soundgarden o apoyado simplemente por una guitarra acústica, su voz era espectacular. Era una voz que podía navegar por encima de la barrera grunge, dispuesta a rivalizar con las guitarras de la banda; Era también una voz que daba a las baladas acústicas modestas una gravedad existencial. Al fondo de su rango de casi cuatro octavas, la voz de Cornell era un barítono con infinitas reservas de aliento. 19cornellappraisal-master768

Hace unos minutos leí la causa de muerte: suicidio. Me Pongo a pensar ¿cómo es que un hombre tan admirado, amado, con un impresionante legado musical y referente obligado para los fans del rock y el grunge, decide quitarse la vida? Y claro, se me viene Kurt Cobain a la mente, los dos de Seattle, tan diferentes uno del otro y que ahora se me aparecen unidos por la muerte, dando sentido a la frase “Se me ha acabado la pasión, y recuerden que es mejor quemarse que apagarse lentamente”.
Chris_Cornell_2015

Y como si se hubiera tratado de una despedida oculta, Chris finalizó su concierto de ayer en Detroit con la canción “Slaves & Bulldozers”, que incluía un estribillo de “In My Time Of Dying” de Led Zeppelin, que la banda había tocado en vivo varias veces a lo largo de los años, diciendo lo siguiente:
“En mi tiempo de morir, no quiero que nadie se lamente, todo lo que quiero que hagas es llevar mi cuerpo a casa. Bien, bien, bien, para que pueda morir fácil. Jesús, va a compensar, Jesús, va a compensar mi cama moribunda. Encuéntrame, Jesús, encuéntrame, encuéntrame en medio del aire. Si mis alas me fallan, Señor, por favor, encuéntrame con otro par”.
chris-cornell-performance-2014-billboard-650

Cincuenta y dos años ciertamente no es la edad para irse, y sin embargo Cornell sobrevivió a tantos de sus hermanos grunge como Kurt Cobain, Layne Staley, Scott Weiland y Mike Starr. El tanque de combustible creativo de la estrella parecía lejos de estar seco y sin embargo ya no es. Que una estrella así se apague cuando aún tenía tantos kilómetros por recorrer es una tragedia que nos va a doler por mucho tiempo.
chris-cornell-memorial-7e8d8b05-8f28-4ca4-aa70-d860e84a886c

Te dejamos una lista de canciones para disfrutar si es que lo único que le conoces es “Like a Stone”.
1. Rusty Cage.
2. Spoonman.
3. Fell on Black Days.
4. The Day I Tried to Live
5. Black Hole Sun
chris_cornell_8

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 3 =